La industria del reciclaje está llena de desafíos. En los EE.UU., CarbonLite ha tenido recientemente que abordar sus propios retos en su camino a invertir en una nueva planta. La empresa confirmó que está construyendo una planta de reciclaje de PET de $62 millones en Dallas, la cual le permitirá convertirse en el mayor productor de PET para alimentos con una capacidad anual de casi 100.000 toneladas.

CarbonLite, que tiene a Nestlé Waters North America y a PepsiCo como clientes, había elegido originalmente Abilene en Texas como ubicación de la planta, pero el acuerdo no llegó a buen puerto por problemas con los promotores. Posteriormente la empresa decidió que estar más cerca a Dallas mejoraría la disponibilidad de la mano de obra cualificada y reduciría los costos de flete.

Definitivamente ha sido un mes de altos y bajos. Por un lado, el gigante sueco de muebles IKEA se vio afectado por las críticas de EPS Industry Alliance (EPS-IA), pero por otro lado IKEA lanzó una cocina fabricada en base a botellas de PET.

La organización EPS-IA acusó a IKEA de una “alucinación medioambiental” con respecto a su decisión de abandonar el uso de poliestireno a base de aceite en el embalaje de sus paquetes planos y reemplazarlo con un embalaje a base de fibra. Aunque el plástico ha sido destituido en su embalaje secundario, IKEA ha lanzado una gama “sostenible” de frentes de cocina fabricados con material reciclado a partir de botellas de PET. La empresa utiliza más de 25 botellas de 50cl para crear una película de plástico, la cual se usa para cubrir los frentes de cocina de madera reciclada.

Mientras que los consumidores montan sus cocinas de plástico, pueden también lavarse el cabello con champú envasado en botellas de plástico rescatado de las playas.

Procter & Gamble lanzó una edición limitada de Head & Shoulders en envases que contienen 25 por ciento de material reciclado. Al igual que el envase de jabón líquido para manos de la firma estadounidense Method lanzado hace algún tiempo, su envase es de color negro debido a la naturaleza del material reciclado.

El reciclaje también ha acaparado este mes la atención en la capital británica de Londres tras el lanzamiento de una iniciativa por parte de la organización caritativa de protección del medio ambiente Hubbub enfocada en afrontar el problema del reciclaje de vasos de café descartables. El esquema busca convertir los vasos descartables en nuevos productos durante un rodaje inicial en abril.

En cuanto al tema de la economía circular, se han distribuido casi un millón de envases flexibles Smart Food de FutureLife en escuelas sudafricanas como parte del proyecto Virtuous Circle. La idea consiste en desarrollar un envasado inteligente que pueda mantener fresca la comida durante el mayor tiempo posible a fin de cubrir las necesidades de los niños en comunidades aisladas. Mientras tanto en Europa, la asociación comercial European Bioplastics felicitó al Comité de medio ambiente del Parlamento Europeo por su gran esfuerzo y por el voto a favor de las propuestas legislativas con respecto a residuos. Conforme a la asociación, esto ayudará a asegurar la recogida por separado de los biorresiduos en toda Europa.

Interesada en escalar los peldaños en el mercado de la leche de fórmula infantil, el grupo británico

Reckitt Benckiser Group adquirió la firma con sede en los Estados Unidos Mead Johnson por un valor de $16.700 millones. Se puede decir que el mercado de alimentos a base de leche para bebés está valorizado en $41.000 millones y muestra un sólido crecimiento en ventas a China e India.

Tras admitir que su prolongada fusión valorizada en $72.000 sufrió serios tropiezos debido al temor global sobre antimonopolio, los gigantes químicos DuPont y Dow Chemical ya no esperan completar el acuerdo este mes sino en el verano. Para llevar la delantera, Dow anunció su propuesta de desinversión del negocio de copolímeros de EAA (etileno ácido acrílico) e ionómeros a SK Global Chemical.

Continuando con el tema de los acuerdos, Silgan Holdings acordó pagar más de $1.000 millones por la división de salud y belleza de WestRock Company, mientras que RPC siguió embarcándose en una ola de gastos con la compra de Letica Group, una firma de embalaje para alimentos con sede en los Estados Unidos, por la suma de $640 millones. RPC ha suscrito seis acuerdos desde septiembre de 2016 por más de $1.000 millones, incluyendo este último.

El convertidor de plásticos Alpla adquirió el fabricante rumano de preformas de PET Star East Pet a fin de ampliar su capacidad de producción en Europa del Este, Berry Plastics complete su adquisición de AEP Industries, y Nordson Corporation compró Plas-Pak Industries, un productor de embalaje industrial de plástico.

El mes pasado varios proyectos de construcción acapararon los titulares. Jade Group mudó su división de herramientas a una nueva ubicación en la provincia de Guangdong, China, para responder a una creciente demanda por sus productos en Norteamérica, Canadá y Europa. Holland Colours modernizó sus instalaciones de producción y laboratorio en los Países Bajos y Hungría, y el convertidor estadounidense Bemis Company ha logrado crear empleo para casi 100 personas en su centro de negocios en Campsie, Irlanda del Norte, tras recibir fondos públicos.

Y finalmente…

Tras lanzar los dados en busca del éxito en el floreciente mercado de café en cápsulas, RPC Bebo ha lanzado un innovador material Bebo B2nature, que incorpora una lámina especial de capa múltiple con una eficaz barrera de oxígeno que dice garantizar una larga vida útil. También la empresa afirma que el propio café asiste en la descomposición de la cápsula conforme a los sistemas de compostaje industrial.

RPC Bebo espera que su cápsula que contiene Ecovio de BASF le permita avanzar suficientes espacios en el juego para garantizarle el éxito.