A poco de ser el primer país en prohibir tazas, cubiertos y platos de plástico (entrará en efecto en 2020), Francia decidió ir más allá el mes pasado al hacer que las botellas plásticas no reciclables sean más caras.

Brune Poirson, secretario de estado francés para transición ecológica, como parte del compromiso del país para utilizar sólo plásticos reciclados para 2025, ha dicho que incrementará el costo de productos empaquetados en plásticos no reciclables, además de implementar un esquema de depósitos-devoluciones para botellas plásticas en los próximos años.

En el Reino Unido, el sistema de notas de recuperación de empaques (PRN) continuó siendo criticado, esta vez por la Oficina de Auditoria Nacional (NAO), que sostiene que fraude y errores potenciales son responsables por los datos incorrectos en el reciclaje de residuos plásticos del Reino Unido. El perro guardián del gobierno reclama que la cantidad de residuos plásticos reciclados haya sido probablemente desproporcionada.

El próximo año podríamos ver el lanzamiento de las primeras pruebas a escala industrial del proceso de conversión de residuos plásticos licuados por parte de la firma finlandesa Neste, que apunta a procesar más de un millón de toneladas de residuos plásticos por año para 2030. Neste apunta a los ambiciosos planes de la UE para reciclaje de plásticos en 2030.

En otras noticias sobre reciclaje, el productor de polímeros MOL Group firmó un acuerdo estratégico con el reciclador alemán APK AG, que incluye el soporte de este último para la finalización de su planta en Merseburg, APK también llegó a las noticias cuando se alió con Royal DSM para tratar la etapa final de vida útil de la película multicapa para empaques PE/PA6 utilizando su proceso Newcycling.

El convertidor de empaques danés Faerch Plast se convirtió en un proveedor de empaques integral con la capacidad de reciclar bandejas alimenticias a escala industrial luego de adquirir a la firma holandesa 4PET Group.

La mayor adquisición de empaques del mes (y de muchos, muchos meses) fue la compra por casi $7 mil millones (qué son $200 millones entre amigos) por parte de Amcor de su rival estadounidense Bemis, la cual creará el mayor productor mundial de empaques flexibles. Es de esperarse un extenso proceso de finalización, ya que busca obtener aprobación regulatoria.

Otros acuerdos incluyeron, la adquisición de $555 millones por parte de AptarGroup del proveedor especializado en empaques protectores CSP Technologies, la compra por parte del fabricante italiano de maquinaria refrigerante Eurochiller de la inglesa IsoCool,y la decisión de la firma canadiense Intertape Polymer Group de comprar Polyair Inter Pack por $146 millones.

Coveris Group continuó la reestructuración de su cartera de actividades con la venta de su división de empaques rígidos al fondo de capital Lindsay Goldberg, mientras que Indorama Ventures (IVL) compró una planta de reciclaje de plásticos en Francia operada por Sorepla Industrie como respuesta a la creciente demanda de PET reciclado (rPET) utilizable en alimenticios.

El acuerdo Amcor/Bemis hizo que los empaques flexibles fueran el centro de atención este mes, en un periodo en que la industria de empaques flexibles continúa percibiendo una gran actividad de fusiones y adquisiciones, luego de un año de acuerdos récord en 2017. La venta de activos independientes es una estrategia cada vez más viable en la industria de flexibles, según la firma de banca de inversión y administración de activos Alantra, agregando que la falta de sinergias con el sector puede impactar las economías de escala.

Según PCI Wood Mackenzie, Polonia continúa siendo el proveedor de empaques flexibles con mayor crecimiento en Europa, incrementando un 5 por ciento durante el año pasado. El país se ha beneficiado de inversiones directas realizadas por marcas alimenticias multinacionales durante la última década, como también por el incremento de exportaciones de materiales convertidos a Europa Occidental.

Kiefel,de Alemania, ha creado la división Kiefel Packaging con el fin de agrupar todas sus actividades relevantes luego de una serie de adquisiciones en años recientes. La nueva división incluye a las actividades de Kiefel en Freilassing, como también los recientemente adquiridos Mould & Matic (Austria) y Bosch-Sprang(Países Bajos).

En noticias de inversiones y expansiones, el convertidor austriaco Alplarealizó su primer proyecto en Grecia con la adquisición de Argo, un productor de botellas, dispensadores y cierres, mientras que Accredo Packaging, con sede en Texas, comenzó una expansión por $100 millones de su planta de América del Norte y la construcción de una planta de fabricación en Vietnam.

El convertidor chipriota Retal va a expandir su capacidad de producción de películas de APET y cierras para botellas de HDPE en sus instalaciones de Lituania, y el productor de pigmentos y colorantes Ferro Corporation va a añadir capacidad para sus pigmentos azul ultramarino y óxido de hierro micronizado en su planta de Girardota, Colombia.

Y por último…

Se comenta que los Estados del Golfo están trabajando hacia un objetivo de cero vertederos para reducir los residuos plásticos para 2040 e igualar los tiempos europeos, anunció la Asociación de Petroquímicos y Químicos del Golfo (GPCA) este mes. En la actualidad, sólo 8 por ciento de los residuos se recicla regionalmente, mientras que el resto es incinerado o enviado a vertederos. La EU busca un 60 por ciento de reutilización y reciclaje de empaques plásticos para 2030 y 100 por ciento para 2040, y la GPCA espera igualar este último objetivo.

Esto requerirá un esfuerzo colectivo de todas las partes en la cadena de valor. Es un movimiento arriesgado, pero uno que necesita realizarse con el clima actual.