Los residuos, o al menos su gestión, han estado ensuciando nuestras páginas de noticias este último mes. El grupo medioambiental Greenpeace descargó hace unos días en la puerta de la oficina europea de Coca-Cola una estatua con la temática de los plásticos en los océanos, en un intento de convencer al gigante de las bebidas de que reduzca su huella de materiales plásticos. Se espera que Coca-Cola haga esto deteniendo su consumo de botellas de plástico de un solo uso.

Mientras que los activistas dejaban como regalo artístico para Coca-Cola unas aves marinas regurgitando plástico en medio de un picnic familiar en la playa, las asociaciones British Plastics Federation (BPF) y Plastics Europe unían sus fuerzas para enfocar el asunto un poco más hacia las actividades de la familia en este escenario y al problema de la basura. Ellos están trabajando con la sociedad Marine Conservation Society (MCS) en un proyecto escolar con base en el Reino Unido llamado “Cool Seas Investigators (CSI): Litter Challenge”, que pretende ayudar a los alumnos a comprender el alcance del problema y cómo el comportamiento irresponsable es culpable del deterioro del entorno marino.

Un asunto que se convirtió en un punto de debate muy británico este mes, fue una estrategia del gobierno británico para la gestión de residuos en la que se pretende implicar a todas las partes interesadas, incluyendo al público en general. Esta estrategia fue muy bien acogida por las organizaciones Foodservice Packaging Association (FPA) e Incpen, que esperan que estimule un nuevo planteamiento en cuanto a la gestión de residuos que generará un sentido de comunidad y orgullo cívico.

Mientras tanto, la ciudad de Londres comenzó en abril el reciclaje de vasos de café desechables que tiene como objetivo la recogida y reciclado de cinco millones de vasos para finales de 2017.

En el ámbito europeo, la organización Alliance for Beverage Cartons and the Environment (ACE) celebró el voto del Parlamento Europeo sobre la revisión de la legislación sobre residuos de la UE, que reconoce las ventajas de los materiales biológicos de envasado y establece las condiciones para el aumento de la recogida y el reciclado de envases para bebidas.

Mientras que los gobiernos y el sector trabajan en la normativa, se ha otorgado una autorización reglamentaria en Europa a la fusión de 130 mil millones de USD propuesta entre DuPont y Dow Chemical que supone un paso importante hacia el cierre de la transacción. El acuerdo aún necesita ser aprobado por los EE.UU.

Entre otras noticias sobre fusiones y adquisiciones se incluye la adquisición de Trinity Packaging Corporation por parte de ProAmpac, habiendo logrado esta empresa de envases flexibles conservar su nombre y convertirse en una división independiente dentro de la estructura de su nuevo propietario. Por otro lado, el fabricante estadounidense de sistemas de medición y prueba Industrial Physics ha comprado la empresa de medición de gas y humedad Systech Illinois.

El mayor acuerdo de este mes ha surgido del elaborador de película plástica rígida Klöckner Pentaplast Group (KP) que ha acordado la adquisición de Linpac Senior Holdings y sus filiales directas e indirectas (Linpac) por una suma no revelada. Las empresas disfrutarán de unas ventas anuales combinadas de más de 2 mil millones de USD.

En Canadá, la empresa GN Thermoforming Equipment ha elevado su presencia en Asia mediante la ampliación de su acuerdo con su actual agente chino Vulcan Plastics Technology para incluir los territorios del Sudeste asiático.

Y pasamos del afianzamiento de Vulcan en Asia hacia el intento de la empresa sueca Rapid Granulator de volver a someter la producción estadounidense bajo su control mediante el comienzo de la producción propia de toda su gama de equipos para granular y triturar plásticos en Pittsburgh, EE.UU.

De vuelta en Europa, Amcor Flexibles ha lanzado la primera ola de su inversión europea en impresión sanitaria, que se dice proporcionará a las empresas un acceso más receptivo y flexible a los servicios de impresión de sus envases. Mientras tanto, el fabricante de envases industriales Mauser Group ha inaugurado una planta de producción y reacondicionado de IBC junto a su filial National Container Group, su socio de la empresa conjunta Janus Vaten y los clientes de su planta de St. Priest en Francia.

En Suiza DS Smith ha abierto el primero de sus PackRight Center en sus instalaciones de Oftringen. Este centro permitirá a los clientes visitar el centro y desarrollar conceptos de envasado, con lo que se reducirán los plazos de comercialización y los costos.

En otros lugares del mundo, Quinn Packaging ha invertido 3 millones de EUR (3,3 millones de USD) en una línea de extrusión para su planta en Cavan, Irlanda, con el fin de aprovechar el crecimiento en el suministro de hojas de PET para empresas de envasado de toda Europa y Americk Packaging ha presentado un centro de innovación en Wigton, Reino Unido, que incluye un centro de envasado de excelencia de múltiples substratos y categorías.

Y hablando de expansiones, el fabricante de sistemas de medición NDC Technologies se encuentra en fase de inversión en su planta de Irwindale, California (EE.UU.), con el objeto de convertirla en el Centro técnico de excelencia de soluciones de procesos Web y A. Schulman ha aumentado su capacidad de producción de mezcla madre en color en Europa con la incorporación de tres extrusoras para sus instalaciones de Hungría, Italia y Polonia.

Y finalmente…

Multitud de empresas acudieron a la feria 2017 World Travel Catering & Onboard Services Expo de Hamburgo, Alemania, a principios de abril para mostrar cómo están tratando de mejorar la experiencia de los pasajeros de los aviones.

Entre las innovaciones que se presentaron estuvieron una gama de envases monodosis de Fruchee de 20g que mantienen toda su frescura elaborados por la empresa irlandesa Dairy Concepts, zumos en envase de cartón Fruella de Radnor Hills y un producto para rehidratación oral llamado Uppy. El robot Sawyer de Rethink Robotics hizo también una aparición al revelar la empresa DHL Supply Chain cómo está siendo usado para mejorar el procesamiento y envasado de alimentos consumidos a bordo de los aviones.

Las compañías aéreas han estado trabajando mucho en la reducción del uso de envases y de su huella de residuos (y peso) y líneas aéreas como la australiana Qantas y la estadounidense United Airlines se están alejando del uso de bolsas de plástico para sus auriculares. Todo esto contribuye a mejorar la experiencia del consumidor.