Las rebajas de enero son muy comunes en el mundo del comercio, donde los consumidores claman por ofertas que les ayuden a comenzar el nuevo año. Parece que las empresas dentro de la industria de los envases plásticos han estado buscando también las ofertas especiales para el nuevo año 2017, esto ha quedado patente en el número de adquisiciones que se han llevado a cabo.

El proveedor de etiquetas especializadas, seguridad y envases CCL Industries ha confirmado su proposición de compra de Innovia Group por $1.130 millones en una operación que el director ejecutivo, Geoffrey Martin, cree que impulsará a esta firma hacia el liderazgo mundial en el mercado en auge de los billetes poliméricos, a la vez que reforzará su oferta en el sector de la ciencia de los materiales con su tecnología propia de películas de polipropileno biorientado (BOPP).

Mientras que esta operación está prevista que se complete durante el primer trimestre de este año, otra adquisición dentro del mundo de los envases flexibles ha surgido de la empresa de capital privado holandesa Egeria que ha asegurado la compra de Clondalkin Flexible Packaging por una suma no divulgada, poniendo fin a los 12 años como propiedad de Warburg Pincus. Con ventas anuales de 350 millones de Euros ($365 millones) Clondalkin lleva la operación de 11 plantas de fabricación en toda Europa donde se elaboran bolsas de fondo plano, mangas termocontráctiles, películas protectoras, apósitos transparentes y películas biodegradables.

Este es un momento muy popular para operaciones de fusión y adquisición dentro del mercado de los envases flexibles, o al menos así lo parece, puesto que Avery Dennison ha acordado la compra de Hanita Coatings, un fabricante de materiales sensibles a la presión que elabora películas y laminados especializados, propiedad de Kibbutz Hanita Coatings y Tene Investment Funds por $75 millones. Y DS Smith ha adquirido Parish Manufacturing con intención de ampliar su negocio norteamericano de envasado flexible y del tipo “bag in box”.

El fabricante de equipos transformadores de películas Deacro Industries, mientras tanto, ha sido adquirido por la empresa de capital privado Spell Capital Partners por una suma no divulgada. Spell Capital Partners ha atribuido como principal motivación para la compra el crecimiento de la industria del envasado flexible.

La creación de una presencia significativa fuera de Europa es lo que pretende RPC Group con la compra por casi $100 millones del fabricante de envasado flexible y rígido sudafricano Astrapak. RPC considera el mercado del África subsahariana como una plataforma de gran importancia para un futuro crecimiento.

De vuelta en Europa, RPC se va a introducir en lo que ellos estiman como un segmento de polímero de alto valor añadido con la compra de ESE World BV propiedad de Stirling Square Capital Partners por $273 millones. ESE pretende convertirse en el mayor proveedor europeo de almacenamiento temporal de residuos de canal exclusivo con marcas regionales y paneuropeas. Su presencia consta de dos centrales, una en Alemania y otra en Francia.

En relación a otros acuerdos, la empresa transformadora Axium ha comprado el negocio francés asociado Lapac con el fin de fortalecer su presencia en el sector de moldeo por inyección con tapones y tapas abatibles para la industria cosmética y de cuidado personal; Bunting Magnetics ha adquirido la empresa elaboradora de equipos con base en el Reino unido Master Magnets, Speyside Equity Fund ha comprado la empresa fabricante de componentes de moldeo por soplado con sede en los EE.UU. Western Industries propiedad de Graham Partners y el grupo de distribución y gestión externa Bunzl han adquirido dos empresas en los EE.UU. y el Reino Unido: Woodway con sede en Northampton, Reino Unido y Packaging Film Sales (PFS) con base en Colorado (EE.UU.).

La empresa española Aimplas ha comenzado el año promoviendo un proyecto de reciclado de plásticos post-consumo que confía permitirá la recuperación de más de 100.000 toneladas de residuos. Este proyecto, denominado Life Ecomethylal, desviará el vertido de residuos de los vertederos para obtener metilal, una sustancia que puede ser utilizada como solvente o materia prima para la producción de plásticos nuevos.

Las noticias de este proyecto siguieron a las decepcionantes cifras anunciadas por la Oficina de estadística nacional del Reino Unido, que afirma que es probable que el país no alcance los objetivos de reciclaje de la Unión Europa establecidos para 2020. Inglaterra recicló un 43,9 por ciento de los residuos domésticos en 2015, cantidad inferior a las cifras de 2014, mientras que el objetivo para 2020 es del 50 por ciento.

Hay una escasez de noticias en el sector de los bioplásticos en el comienzo de 2017, aunque la Empresa de propiedad intelectual italiana (IPC) Bio-On SpA ha firmado un contrato de licencias múltiples con valor de 55 millones de Euros ($57 millones) con una empresa multinacional que tiene en proyecto reemplazar los plásticos convencionales con biopolímeros biodegradables elaborados a través de residuos del sector agroindustrial en el plazo de tres años.

En China, el productor químico China XD Plastics Company ha encargado su campus en Sichuan, que añadirá 300.000 toneladas de producción de compuestos poliméricos a su capacidad doméstica hasta conseguir un resultado total de 690.000 toneladas. Está dirigido predominantemente al sector automovilístico, aunque la empresa afirma que desea diversificarse hacia los materiales biodegradables y los envases para alimentos.

La mayor parte de una expansión de 2 millones de Euros ($2,1 millones) ha sido completada por Schur Flexibles Moneta en Eslovaquia, como respuesta a un aumento de la demanda regional, mientras que Amcor Rigid Plastics está proyectando invertir $40 millones en la expansión de su central en Ohio, EE.UU., para hacer frente a un aumento de la demanda de sus envases diversificados para productos de los mercados alimentario, sanitario, bebidas y del cuidado personal y del hogar.

Y finalmente…

Puede que solo estemos a comienzos de 2017, pero Clariant y PolyOne ya han presentado las tendencias en colores para el próximo año. La empresa química Clariant predice que 2018 será un año oscuro, caracterizado por un sentimiento de tristeza, miedo y desconfianza del mundo convencional. Los colores se atenuarán y tirarán hacia el grisáceo.

Se espera que PolyOne ofrezca unas tonalidades más optimistas en su colección para 2018 InVisiO Color Inspiration, que cita cuatro paletas de color que reflejan un mundo de tensiones políticas, económicas y sociales.

Independientemente de lo que nos depare el 2018, las marcas seguirán esperando que sus productos destaquen y deslumbren en las estanterías de las tiendas.