Altas y bajas
La atmósfera positiva que se vive en América del Norte a causa de la economía favorable y la situación de la materia prima se vio empañada en Europa el mes último por un escenario preocupante en el sector de procesamiento de plásticos.
A las advertencias de la Federación Británica de Plásticos (BPF) respecto de la falta de disponibilidad de materiales clave para los procesadores de plásticos y de la imposibilidad de cumplir con los contratos, le siguió un severo informe de la Asociación Europea de Convertidores Plásticos (EuPC), con sede en Bélgica.
Haciendo referencia al aluvión de declaraciones por fuerza mayor realizadas en 2010, el Director General de la BPF, Philip Law, dijo que la oleada actual presentada por los productores de polímeros crea genuinas dificultades en muchos países europeos. Comentó que el predominio de los sistemas de entrega just-in-time implica la rápida interrupción en una cadena de abastecimiento si un procesador de plásticos no puede realizar la entrega.
Esta visión es compartida por el Director Ejecutivo de la EuPC, Alexandre Dangis, quien dijo que las empresas de procesamiento podrían terminar abandonando la UE para volver a establecerse en Asia, donde persiste una situación más favorable de abastecimiento de polímeros. El desabastecimiento explica el aumento en los precios de los polímeros, agregó, que deberán trasladarse al cliente.
Mientras tanto, para reafirmar las vibraciones positivas en América del Norte, la empresa química alemana BASF seleccionó un predio en Freeport, Texas como locación de un complejo metano a propileno. La planta tendrá una capacidad de producción de 475.000 toneladas de propileno anuales, lo que la convierte en la mayor inversión de la empresa en una sola planta.
Continuando con América del Norte, la empresa de materiales A Schulman anunció la adquisición de Citadel Plastics Holdings en $800 millones, continuando con una estrategia de crecimiento adquisitivo de cinco años. Desde 2010, la empresa completó 10 adquisiciones y formó tres empresas conjuntas.
América del Norte también podría tener próximamente una nueva tercera gran empresa de alimentos y bebidas, ya que Heinz y Kraft acordaron una fusión que crearía un gigante de $ 28.000 millones. La Kraft Heinz Company se convertiría en la quinta empresa de alimentos y bebidas del mundo, después de Nestlé, PepsiCo, Coca-Cola y A-BInBev.
El mayor productor mundial de resinas EVOH, la japonesa Kuraray, también estuvo ocupado en las adquisiciones y confirmó la compra de la productora australiana de películas de barrera de base biológica Plantic Technologies. El par opera un acuerdo de distribución desde 2014. El acuerdo podría dar lugar a la instalación de una base de producción de Plantic en Estados Unidos.
La empresa APPE, en dificultades, se convertiría en junio en parte de la empresa estadounidense Plastipak Packaging, luego de que esta última confirmara que se estaba negociando un acuerdo por $ 386 millones. APPE cuenta con nueve plantas de fabricación en Europa, Asia y el norte de África, mientras que Plastipak tiene 32, de las cuales siete se encuentran en Europa.
En Sudáfrica, Nampak Flexibles fue adquirida por la australiana Amcor en ZAR250 millones (US$22 millones). El acuerdo le otorga a Amcor una plataforma para su crecimiento en la región emergente de África.
Volviendo a América del Norte, luego de un impresionante despliegue de maquinarias y equipos en la exposición de la NPE en Orlando, Florida, el fabricante de equipos de procesamiento de plásticos Milacron Holdings, se presentó ante la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) para recaudar $100 millones en una oferta pública inicial (IPO) de acciones ordinarias. La empresa planea usar las utilidades netas de la IPO con fines corporativos generales, que incluyen el repago de la deuda pendiente. La misma ha sido propiedad de la empresa de capital privado CCMP Capital Advisors desde 2012.
Fue un mes difícil para la industria del reciclado, donde la mayor recicladora británica de botellas plásticas de leche, Closed Loop, admitió que tendrá que ser intervenida judicialmente sin apoyo del gobierno. La caída en los precios del petróleo y una guerra de precios en los supermercados hizo que los clientes dejaran de comprar plásticos reciclados. La inminente elección general en el Reino Unido no ayudó a Closed Loop, lo que convierte cualquier apoyo actual en insignificante.
A su vez, la consultora Anthesis LRS continúa con un proyecto que tiene por objeto evaluar la viabilidad de adecuar los envases flexibles laminados a los sistemas de reciclaje existentes en los hogares británicos. El proyecto cuenta con el apoyo de marcas reconocidas, como Coca-Cola Enterprises y Nestlé.
En Estados Unidos, la Asociación Nacional de Recursos para Envases de PET (NAPCOR) ha desarrollado nuevas especificaciones de calidad en los envases para los envases de PET reciclado, diseñadas para incentivar a los proveedores a mejorar la calidad del PET reciclado.
Y por último…
Una agencia de noticias británica informó el mes pasado que podría haber hasta 100.000 millones de barriles de petróleo debajo de terrenos del sur de Inglaterra, proporcionando lo que la UK Oil & Gas Investments (UKOG) denomina un “potencial recurso de clase mundial”.
La UKOG se encargó de disipar los temores públicos sobre fracturación al aclarar que el petróleo se encuentra en rocas que son fracturadas naturalmente y solo serán necesarias las técnicas de perforación horizontal y de  terminación.
Si en realidad hubiera una abundancia de petróleo ubicada debajo de la redacción de Plastics in Packaging, tal vez deberíamos conseguir algunos patrocinadores en la industria para nuestro terreno. Es eso, o voy a buscar el taladro, me pongo un sombrero Stetson y comienzo a trabajar.