Este ha sido un mes histórico para la industria europea

del tratamiento de residuos gracias a un número de

propuestas presentadas por la Comisión Europea (CE) que

tienen como objetivo convertir el continente en una

“economía más circular” e impulsar el reciclado en los

países miembros.

 

Este plan contempla que todos los países europeos logren

reciclar un 70 por ciento de los residuos municipales y

un 80 por ciento de los residuos de envases para el año

2030, además de la prohibición de los vertederos de

residuos reciclables para 2025. Se ha fijado también un

objetivo para la reducción de los desechos marinos.

 

Mientras que los organismos de comercio, entre los que se

encuentran los Recicladores de plástico europeos (PRE por

sus siglas en inglés, Plastics Recyclers Europe), la

Organización europea para envases y el medio ambiente

(Europen por su nombre en inglés, European Organisation

for Packaging and the Environment) y los Convertidores de

plásticos europeos (EuPc por sus siglas en inglés,

European Plastics Converters) han respaldado estas

propuestas, el fundador de una empresa de reciclaje

británica ha advertido que los recortes del gobierno en

Inglaterra implican que el país se arriesga a no cumplir

los objetivos de reciclado actuales de la Unión Europea.

To continue reading,
please login or subscribe