Si la búsqueda de la felicidad incluye la búsqueda de plásticos de origen vegetal, entonces Coca-Cola está intensificando sus esfuerzos por sonreír. El gigante de la marca se comprometió a realizar una inversión adicional en el desarrollo y la comercialización del paraxileno con base biológica (PX) de Virent, una parte esencial en el esfuerzo por conseguir una botella de PET 100 por ciento de origen vegetal.
En la actualidad, solo el 30 por ciento de los envases PET pueden fabricarse usando contenido de origen vegetal – el componente monoetilenglicol – pero Coca-Cola ha estado trabajando con Virent desde 2011 para hallar una solución.
Mientras Coca-Cola inyecta dinero en los laboratorios científicos, el convertidor de plásticos Faerch Plast invierte en duplicar su capacidad en el Reino Unido. Para comienzos del 2015 se instalarán una línea de extrusión adicional y termoformadoras asociadas en las instalaciones de la empresa en Durham. Esto es parte de la estrategia de negocios delineada por EQT, nuevos propietarios de Faerch Plast.

To continue reading,
please login or subscribe